domingo

Te quiero

 

Nos lamíamos las bocas como gatos bajo tu auto, bajo faroles, corriendo en la lluvia y entonces pensaba "me quiere" y sonreía cabizbaja. El mismo día nos quedamos dormidos en la sala de cine, los momentos que rascabas mis picaduras de mosquitos en las piernas y los otros en los que acariciaba tu cabello como pasando los dedos por tus ideas. En ese instante yo quería ser tu idea, la subrayada, la releída, la concisa, la justa.


No estuvimos mucho tiempo juntos quizá no más de cien metros. Al ciento uno las cosas cambiaron. Desde el ciento dos he caminado sola  y todo va bien hasta que pienso en lo poquito que me hace falta decirte y que me  tengo que decir para adentro y nomás se hace musgo pegadito a los huesos y crece y crece –por efecto de humedad interna-. 

Voy a escribirlo porque tampoco quiero olvidar, si lo olvidas tú, como dicen en mi rancho es muy tu pedo y yo en verdad, yo ya no quiero sufrirte. Yo quiero que seas feliz,  que  tengas siempre  la mirada como de alguien que está viendo la luna  y te deseo la sonrisa de algún citadino que después de tanta contaminación por fin pueda ver las estrellas.


Quiero que tengas una ventana  abierta y un hogar tibio, un árbol con nombre y un gato eterno.  Eso te deseo,  sin dramas y en calma,  abrazando una ternura implacable, una ternura fiera que sabe lo que bien ha perdido pero que tiene todo el derecho de extrañar. 

La única tristeza es decir te quiero y pienses que te estoy pidiendo de comer o que te quedes mil veces más. Entonces, todo, todo lo guardo. Mejor. Que así sea.  Lo escupo aquí y así ni te molesto. Mi boca una tumba.




Yo te digo así desde este fondo:
 




Ojalá nunca nunca tengas frío. ¿Yo? Yo puedo abrazarme fuerte.

 


FIN

5 comentarios:

Murmullador dijo...

Yo te quiero. Y sí, fue una hermosa entrada.

Samanthita dijo...

Ay Arita, siempre siempre término amandote cada que te leo pero hoy, hoy me has hecho recordar, hoy me has hecho vivir tantito y sentir un poquito de mar. Gracias. Escribes re bonito.

Chinita™ dijo...

Este post es lo mejor que mis ojos han recibido el día de hoy frente a la pantalla.

Miel gracias por dejarte besar los dedos con nuestras pupilas.

Inspiración eres tu, siempre tu.

Sardina dijo...

ay, preciosidad, escribe usted bien chulo, grrr.

Palíndroma H. dijo...

Ay ♥.
Qué chulada de mujer.

Digo, de post.