domingo

Jamás besada bajo la lluvia

 
 
Ya nos estamos besando en un día nublado. Me aprietas cabronamente con tus manotas y todo tú. Empieza a llover, nos mojamos besándonos. Humedad donde quiera. Me dices "¡Corre!" y entonces corrí mojándome y ríendo como nunca.  
Subí al camión con el vestido pegado al cuerpo por la humedad. Subí al camión sonríendo con el cabello mojado. Y entonces creí ver que todos sabían qué había pasado que jamás me habían visto tan puerilmente feliz. Como nunca jamás en ningún otro primer beso.




   

4 comentarios:

Mandarina dijo...

Te pasó algo bien bonito bajo la lluvia. Yo hoy, mientras iba en el carro de vuelta a casa, vi en una esquina a un señor sin suéter, mojándose por la lluvia, sin pierna y muy viejito. Lloré y sí se notó, seguro el señor también lloraba pero no se notaba porque se confundían las lágrimas entre las gotas :(

¡Más besos y menos gente sin suéter y sin pierna!

Bestia buena dijo...

Mandarinita: Qué triste. Le hubieras dado raite.

Si yo tuviera una casa grande y mía nada más, con gusto llevaba a todos los humanos sin suéter y sin pies. Aunque no sé cómo lo haría porque a veces no tengo dinero para mi comida. Entonces pasarían hambre pero no frío. No sé qué es peor.

Por otra parte, también me han pasado cosas feas bajo la lluvia. Un día no encontraba cajeros y no pude sacar dinero y llovía y no tenía varo para mi pasaje y era muuuuy noche. No sabía a quién llamar porque no estaba segura de que alguien quisiera ayudarme. Lloré. Pero mira, aprendí a siempre sacar dinero antes de las 10 pm.

¿Ves?

Así es la lluvia.

Besototote.

Juan Mauricio Pérez Jaramillo dijo...

Ara solo te quiero decir que te deseo con tal lujuria que me vuelvo loco de tan solo recordar lo deliciosos que son tus besos, tus manos frias sobre mi espalda y el perfume de tu cuerpo, te amo, te extraño, te deseo...

Bestia buena dijo...

No funny.