viernes

Manual del usuario para encontrar un beso

Dicen que por aquí lo dejó. ¿Qué? ¡Pues el beso!
 
 
Dijo lo dejaría a tres pasos del reloj, escalando treinta centímetros de la cama, en un ángulo de exactamente 30.54° con respecto al teléfono contenido arribita arriba del buró –junto a las pastillas para dormir-.
 

Eso dijo, yo busco el beso. Quizá tenga que remover toda la mugre de este cuarto viejo, despintar las paredes y colorearlas de rojo, leer la información nutrimental de las cajas de cereal (por si ahí anda) y pedir prestado un desarmador para el radio (no vaya a ser que ande arrumbado en alguna canción de la zeta).


¿El beso? Sí, el beso ¡el beso! Me empiezo a irritar y recito el alfabeto en voz alta esperando que de ahí se forme y salga a mutarse cerquita de mí. ¿Qué voy a hacer si no encuentro ese beso? ¿Cómo entonces voy a abrir las puertas de mi casa? ¿Cómo me dejarán pasar a la escuela con los labios todos desdibujados y sin esquinas?


Desesperada y debesada. Así.

 
Giro tres veces sobre mi propio eje, me muerdo las uñas, arranco poquitito la piel hasta bailar sin piel, sin sombra , nomás vistiéndome de algo así como la duda, algo así cómo desorientada de mi propio origen y necesitando un mapa de hasta mi propio cuerpo.

 
(El beso, el beso más más el beso. El beso sobre el beso que puso alguna vez encima de un beso que fue caricia hibrida y puñetazo certero. El beso –breve hecho de distancia lunar, mudo y alejado como cuando baila o canta a modo de inventar el universo-.)

 
 
Audio: La voz que busca el beso http://twaud.io/Bjy


 

6 comentarios:

Aquí su pendejo dijo...

Le mando en ve eso.

Anónimo dijo...

Ella suspira, emite un ruidito de piedras que se despeñan, bajo un cielo ocre, plomizo, endurecido.

Bellísimo, Ara.

:)

Rox.

Sufit dijo...

Que linda es usted y sus palabras =)

Ara Cielo dijo...

Gracias en demasía por entrar acá y aquí cerca.


Les busco un beso y si acaso lo encuetro, se los doy.

¡Muah!

CAT dijo...

Esos besos tan escurridisos

¿por qué es tan dificil encontrarlos? y a veces cuando una los encuentra no saben a lo que prometían

Muy bonita tu entrada.

Saluditos

Fhernandhah dijo...

Muy buen texto, bien logrado, felicidades Ara.
Sigo leyendo y me sigue agradando usted.